La conexión entre Tijuana y San Diego a través del Consulado Americano ha propiciado una relación de colaboración entre productores fronterizos de cerveza artesanal de Estados Unidos y México. Uno de los acuerdos que está funcionando muy bien en beneficio de estudiantes y profesores de Ingeniería Bioquímica del Instituto Tecnológico de Tijuana, del Tecnológico Nacional de México, es el de los conocimientos que les comparten a través de conferencias presenciales expertos internacionales que son invitados a diversos foros, congresos o festivales de cerveza artesanal organizados ya sea en Baja California o California EUA.

En ese contexto, las últimas actividades fueron dos conferencias efectuadas el 13 y 14 de marzo impartidas por el especialista costarricense representante del programa de certificación Cicerone en América Latina, José María Mora, cuyo tema fue precisamente sobre detalles de la operación de ese programa. También se contó con la invitada Shana Solarte, administradora de contenidos para profesionales de la cerveza de dicho organismo, una de las 11 Ciceronas -catadora certificada de cerveza- que hay en el mundo, quien después de sustentar su conferencia en el Aula Magna, se trasladó al laboratorio de Ingeniería Bioquímica donde realizó una cata especial, haciendo evaluación sensorial a través de la cual identificó las características de la cerveza hecha por alumnos y profesores del Club de Cerveza de la propia carrera.

El programa de certificación Cicerone procura garantizar que los consumidores reciban cerveza de la mejor calidad en toda ocasión. Para facilitar esto, quienes venden y sirven cerveza deben adquirir conocimientos en cinco áreas relacionadas directamente con su conservación y servicio, estilo, sabor y evaluación, ingredientes y procesos de fabricación, así como su maridaje con comida.

Con el propósito de promover la participación de personas con diversos intereses y ambiciones, el programa ofrece cuatro niveles de certificación, desde el más simple hasta el más complejo y exigente: 1.Anfitrión Certificado en Cerveza, 2.Cicerone Certificado®, 3.Cicerone Avanzado® y 4.Cicerone Máster®, los cuales deben ser aprobados por los interesados después de aplicar estrictos exámenes. Prueba de lo anterior es la poca cantidad de expertos habilitados a nivel mundial; del nivel 2 hay 6 mil, del nivel 3 solo existen 16, y en el

caso del nivel 4, únicamente hay una persona certificada, todos en el rango mundial. En un primer acercamiento con José María Mora, el profesor Jorge Ocampo García le preguntó acerca de los requisitos que se deben cumplir para la posibilidad de manejar el programa Cicerone en el ITT, la respuesta fue más rápida y positiva de lo previsto. Resulta que en toda Latinoamérica solo siete universidades de varios países se han interesado en el programa, comprometiéndose el representante de Cicerone a otorgar todas las facilidades para que el ITT sea la institución número ocho incluida en el programa, y la primera de México, lo cual abre la puerta para que alumnos de Bioquímica logren la certificación presencial del nivel 1, con la posibilidad de involucrar en el proceso a personal de la Asociación de Cerveceros de la Baja que colabora en este ramo industrial y que también deseen prepararse.

Otro ponente que compartió su experiencia con los alumnos fue el maestro cervecero Erick Salazar, fabricante de un tipo de cerveza artesanal agria muy complicada, conocida con el nombre de “Sour beer”, cuyo origen se localiza en Bélgica. Claramente se notó el interés de los futuros ingenieros bioquímicos por este tipo de cerveza, logrando convencer al maestro Salazar para que les asesore a distancia desde Colorado EUA, durante el proceso de su fabricación.

Comentarios

comentarios

Última actualización: 12 Abr 2018